Herpes zóster

Es una infección viral de la piel causada por el virus varicela zóster.

Es frecuente que desde pequeños se tenga el primer contacto con este virus, que es cuando aparece el cuadro de varicela, sin embargo, el virus permanece latente en nuestro cuerpo y una reactivación puede causar el cuadro de herpes zóster.

¿En quién se presenta?

Se puede presentar tanto en niños como adultos, sin embargo es más frecuente que los niños presenten varicela mientras que los adultos presenten herpes zóster.

¿Cómo se presenta?

El herpes zóster se presenta tras la reactivación del virus. Todos los pacientes con herpes zóster tuvieron en algún periodo de su vida varicela.

El herpes zóster se presenta como múltiples vesículas (lesiones llenas de suero) de base roja que se agrupan dando una imagen de racimo de uva. De forma característica estas lesiones se presentan siguiendo un trayecto lineal y por lo general no cruzan la línea media del cuerpo.

Antes de presentar las lesiones en piel, es frecuente que los pacientes refieran dolor y ardor en esa zona.

Una de las complciaciones más temidas es un dolor crónico en la zona afectada, por lo cual se requiere de un tratmiento rápido y oportuno. También pueden existir complicaciones oculares.

Diagnóstico

El diagnóstico es clínico. Por lo general no se requiere de otro método o estudio.

Tratamiento

El tratamiento en todas las ocasiones es sistémico es decir con tratamiento tomado. Las cremas tienen acción en estos casos. Es ideal administrarlo en los primeros 3 días de aparición de las lesiones, por lo cual en caso de que presentes algo sugerente de herpes acude de forma oportuna con tu dermatólogo.

Recomendaciones
  • Acudir al dermatólogo para que el tratamiento sea oportuno y se eviten complicaciones.
  • No aplicar remedios caseros. Se trata de una infección que requiere tratmiento medicado.
  • Siempre evita la automedicación.
  • Acude pronto a consulta en caso de presentarlo.